Productos y soluciones profesionales

ADBLUE, ¿QUÉ ES Y EN QUÉ CONSISTE?

Todo un desconocido en turismos y transporte ligero

21/07/2016

AdBlue

AdBlue es la marca registrada del producto urea AUS32(disolución de urea al 32.5%).

Se trata de todo un avance en materia de reducción de emisiones, una de las soluciones más sencillas y eficaces para enfrentarnos al reto de los límites de emisiones que impondrá la Unión Europea en los próximos años. Muy habitual ya en vehículos pesados y camiones, cada vez son más los turismos que incluyen este aditivo.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EL ADBLUE?

Como sugiere el propio nombre AUS32 (Aqueous Urea Solution en inglés), el producto es una disolución de urea de alta pureza en agua desmineralizada. No es tóxico y es seguro de manipular. En cambio puede resultar corrosivo para algunos metales, y deben utilizarse los materiales adecuados para su transporte y almacenamiento.

El fin último del AdBlue es el de funcionar como un agente de reducción catalítica selectiva (RCA) que limite considerablemente las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

Recordemos que este tipo de gases representa uno de los mayores problemas de las mecánicas diésel tradicionales y su mayor hándicap medioambiental. A día de hoy son pocos los turismos dotados con AdBlue y otros reductores catalíticos de esta índole, no obstante en el transporte pesado, camiones y autobuses, es bastante común.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

El AdBlue lo utilizan los vehículos equipados con tecnología RCA (Reducción Catalítica Selectiva), en los que el producto va almacenado en un depósito exclusivo y un dispositivo catalizador. El consumo de AdBlue equivale a un 3-5% del consumo de combustible. Esta baja dosificación permite espaciar los repostajes y minimizar el impacto que produce en el chasis un depósito adicional.

Es importante no confundir con otro tipo de aditivos que funcionan en otros sistemas anticontaminación del vehículo, como los equipados con FAP y el aditivo que ayuda a realizar la regeneración del filtro.

Como resultado de la reacción producida por el NOx y el AdBlue se produce una mezcla de nitrógeno y vapor de agua.

 

 A día de hoy son bastantes los fabricantes de vehículos ligeros y turismos que han optado por la tecnología AdBlue para sus motores diésel con objeto de cumplir con las exigentes normativas de emisiones de la Unión Europea.

Todos los fabricantes europeos de vehículos ligeros están sacando al mercado nuevos modelos equipados con RCA, y la futura normativa sobre emisiones Euro VI supondrá una mayor demanda de esta tecnología en Europa.

 

Desde FÖRCH, en nuestro constante proceso de mejora continua e innovación, contamos con este producto para cubrir las necesidades que demandan nuestros clientes, en los mantenimientos y revisiones programadas, ya que cada día más vehículos están equipados con esta nueva tecnología.

Si quieres conocer más información sobre este producto, así como sus modos de usos, datos técnicos… puedes pinchar en el siguiente enlace o ponerte en contacto con nosotros para que su agente de confianza FÖRCH le resuelva cualquier duda.

 

Atrás a la vista general