Productos y soluciones profesionales

CONSEJOS FÖRCH

Mantenimiento del aire acondicionado de tu vehículo

25/05/2016

Ar limpo

El aire acondicionado/climatizadores es un sistema de confort prácticamente indispensable, tanto en invierno como en verano. Por esto, desde FÖRCH queremos darte algunos consejos para su buen mantenimiento y prevenir averías o malos funcionamientos.

El sistema de aire acondicionado/climatizador de los vehículos funciona transformando el aire caliente del exterior en aire frío, o viceversa. Esto se hace gracias a un gas que circula por un circuito cerrado;  las fugas y la consiguiente pérdida de fluidos es la avería más común que puede pasar inadvertida. Por esta razón es  importante su mantenimiento, prevenir averías, sobre todo antes del verano, nos evitara días de calor innecesarios, colas en el taller y a menudo reparaciones costosas.

Los síntomas más destacables de que el aire acondicionado no funciona correctamente son…

 No baja la temperatura del interior del coche en poco tiempo. Este problema puede estar ligado al nivel del líquido de fluido, de la botella deshidratante, del filtro del habitáculo o del bloqueo de alguno de los sistemas.

Fugas en el circuito, para reparar  estas fugas existen  productos como los tapafugas, para el sellado de pequeñas fugas y micro-fisuras en el circuito de refrigeración.

En vehículos donde el aire acondicionado ha tenido bastantes años de uso existe una pérdida de potencia, para solucionar este problema existen potenciadores que aumentan el rendimiento de enfriamiento de estos sistemas antiguos hasta un 30%

Si al conectarlo percibes un olor desagradable, se debe a la acumulación de humedad en los conductos de aireación y es síntoma de que el circuito de climatización está infectado de bacterias, polvo y hongos. Una limpieza, desinfección y desorización del sistema te hará disfrutar de un aire limpio y sano.

Si hay poco caudal de aire, lo habitual es que el filtro de habitáculo está obstruido. Los fabricantes  y profesionales del sector recomiendan que se sustituya una vez al año cada 15.000 km.

 

Ante cualquiera de estos fallos la mejor solución  es acudir a un profesional del sector o a tu taller de confianza para la revisión y puesta  a punto.

 

Así que, todavía estás a tiempo de disfrutar de tu vehículo este verano y que se convierta en un refugio fiable para las altas temperaturas que nos esperan, con la seguridad de que tu  aire acondicionado está en perfectas condiciones, acude a tu taller de confianza para disfrutar de ¡aire limpio y sano en tu vehículo!

 

Atrás a la vista general