Productos y soluciones profesionales

CONSEJOS FÖRCH PARA TU COCHE

Cuidados básicos del coche después del verano

02/09/2015

carretera Förch

Se acaba el verano, y con él las vacaciones. Después de “hacer sufrir” de más a nuestros coches, toca revisarlos y ponerlos a punto para la vuelta a la rutina. En este post, del portal auto 10 te explicamos cómo.

 

En verano se concentran la mayoría de los viajes largos con el coche. A los kilómetros hechos “de más” hay que sumarle el desgaste extra al que sometemos al coche con el calor, por no hablar del esfuerzo al ir cargados hasta los topes. Y si nuestro destino ha sido la playa, la arena y el salitre habrán hecho también su trabajo para ponernos más difícil la vuelta a la rutina.

Por todo esto, después del verano es necesario poner a punto el coche para la nueva temporada. Ahorrarás en combustible, y estarás alargando la vida de tu coche, además de ganar en seguridad, que es lo fundamental.

Mantenimiento básico después del verano

Lo primero que tienes que hacer es “vaciar” el coche. Durante las vacaciones, llevamos el maletero hasta arriba, con cosas que en nuestra vuelta a la rutina no vamos a necesitar. Recuerda que el peso es uno de los factores que más afecta al consumo del coche, por lo que tienes que llevar lo imprescindible.

Lo segundo en la lista de tareas para el cuidado del coche después del verano es una limpieza a fondo -y sobre todo, si has estado en la playa con él-. Haz hincapié en los bajos y en el interior, donde la arena y el polvo se cuelan fácilmente. Si el coche ha estado muy cubierto de polvo por rodar por campo, o caminos sin asfaltar, una limpieza del motor (hecha por un especialista) es una buena manera de alargar la vida de las juntas, manguitos y conexiones de cables.

Los líquidos a nivel: fundamental para el coche

Antes de salir de vacaciones siempre recomendamos que revises los líquidos del coche, pero después también. Sobre todo, el líquido refrigerante y el lubricante. Rellena también el recipiente del limpiaparabrisas para preparar la llegada del otoño y comprueba el nivel del líquido de frenos.

Además, si se acerca una revisión oficial, o por kilometraje es el momento ideal para hacerla. Dejarás el coche a punto tras un uso más intensivo con más viajes, y preparado para la nueva temporada y la conducción diaria tan distinta a la de las vacaciones.

Neumáticos: fundamentales para nuestra seguridad

Siempre queremos recalcar que los neumáticos son la única parte del coche que nos mantiene en contacto con la carretera. Normalmente, podemos despistarnos a la hora de mirar las presiones después de tantos kilómetros hechos en vacaciones y antes de meternos en kilométricos atascos diarios y en la conducción ajetreada de ciudad. Hay que tener en cuenta las presiones recomendadas del fabricante para el coche ahora que no llevará una carga máxima. Pero, además de las presiones es fundamental revisar si existen deformaciones irregulares en alguna de nuestras ruedas. No dudes en cambiar de neumáticos si encuentras desperfectos, invertirás en seguridad.

La visibilidad: tan importante es ver como ser visto

Por último, debes tener en cuenta un correcto reglaje de los faros, y una limpieza a fondo (tanto de los delanteros como de los traseros). Además, no debes despistar los limpiaparabrisas cambiarlos antes de la época de lluvias. Son elementos del coche que se suelen deteriorar mucho en verano, por la acción negativa del sol en la goma, y por el poco uso que les solemos dar. 

Atrás a la vista general