Productos y soluciones profesionales

CONSEJOS FÖRCH

Seis malas costumbres que afectan a tus neumáticos

12/11/2015

Cuida tus neumáticos

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes de su vehículo, pero muchos desconocen que también es uno de los componentes que más desgaste sufren. Los neumáticos deben reemplazarse con frecuencia, su coste es elevado y por ello es conveniente evitar los malos hábitos que acortan su vida y ponen en peligro tu seguridad y la de los demás.

 

No vigilar las presiones

Controlar la presión de los neumáticos con regularidad es uno de los puntos clave para frenar el deterioro de los neumáticos, y es al mismo tiempo, donde los conductores suelen fallar.

Subir bordillos o rozarlos al aparcar

Algunos conductores usan el sistema de rozar el bordillo como referente para aparcar. Mal hecho. Esta práctica puede desgarrar el flanco. Esta zona, más conocida por ser donde se encuentran los números que sirven para la lectura del neumático, es la más afectada con la realización de estas prácticas.

Conducir agresivamente

Una vez más, la conducción agresiva es fuente de problemas. Dar acelerones, frenazos y tomar curvas por encima de la velocidad recomendada provoca un desgaste mucho más rápido. Ser prudente permitirá a tus neumáticos tener una vida más larga y de mayor calidad. En el caso de tener un coche de mayor potencia, los neumáticos serán más propensos a un desgaste prematuro, cuídalos.

No rotar tus neumáticos

Algunos pensarán ¿Qué es eso de rotar los neumáticos? Muy sencillo, rotar los neumáticos es modificar la posición de las ruedas del coche. Tenemos que tener en cuenta que los neumáticos se desgastan siguiendo un patrón que deriva del nivel del inflado, del estado de los amortiguadores… Esta práctica poco extendida ayuda a evitar ese desgaste desigual.

Ignorar vibraciones y desgastes irregulares

Cuando empiezas a notar que la dirección comienza a vibrar a cierta velocidad de forma notable, no debes ignorarlo pues es posible que el equilibrado de alguno de tus neumáticos esté estropeado, o peor aún que la alineación, mencionada anteriormente se haya modificado. Son muchas las razones que provocan estos desperfectos; especialmente el mal estado de las carreteras. Es uno de los avisos que te da tu coche a los que deberías prestar atención.

Guardar los neumáticos de invierno

No todos los conductores disponen de neumáticos de invierno (ni se necesitan en todos los casos, sobre todo en España). Pero si eres uno de ellos debes conservarlos correctamente al dejar de usarlos. Debes recordar que no pueden estar próximos a fuentes de calor o en superficies mojadas o manchadas de aceite pues pueden dañar seriamente a la rueda. Para conservarlos adecuadamente, los neumáticos deben almacenarse inflados y en posición vertical si están montados sobre la llanta. 

 

Todas estas malas costumbres reducen la vida de tus neumáticos, pero también ponen en peligro tu seguridad. No las olvides y recuerda que atendiendo a estos pequeños detalles no solo verás beneficios en tu bolsillo, sino también en disfrutarás más de tu conducción.

 

Si lo deseas puedes ampliar la información pinchando en el siguiente enlace.

 

Atrás a la vista general